Lecciones: Curso Carretillero

Con este curso no solo obtendrás un carnet que te habilitará para el manejo de estas máquinas, lo importante y primordial es que aprendas a prevenir los accidentes que conllevan dicho manejo, ya que muchos de los accidentes derivados del uso de esta máquina son debidos al factor humano, por ello es muy importante que leas atentamente las lecciones (o bien que descargues el manual) y al finalizar realiza el examen.

DESCARGAR-MANUAL

“1.-OBJETIVO”

En el transporte y manipulación de cargas, tanto en locales interiores como en emplazamientos exteriores de las empresas, las carretillas automotoras ya sean elevadoras o simplemente transportadoras juegan un papel primordial y su utilización conlleva una serie de riesgos tanto para los bienes que se manipulan e instalaciones de almacenamiento como primordialmente para los operadores y personal que trabaja en su entorno.

“2.-DEFINICIÓN”

Carretilla elevadora automotora es todo equipo con conductor a pie o montado, ya sea sentado o de pie, sobre ruedas, que no circula sobre raíles, con capacidad para auto cargarse y destinado al transporte y manipulación de cargas vertical u horizontalmente. También se incluyen en este concepto las carretillas utilizadas para la tracción o empuje de remolques y plataformas de carga.

“3.-TIPOS”

Los tipos más usuales por la ubicación de la carga son:
Voladizo: carretilla elevadora apilados provista de una horquilla.
Carretilla no contrapesada: retráctiles, apiladores, etc..
Carretilla pórtico elevadora apiladora.

Los tipos más usuales por el sistema de elevación de la carga son:
Mástil vertical.
Brazo inclinaba y telescópico, manipulador telescópico.
De pequeña elevación (transpaleta, recogepedidos, etc..).

Los tipos más usuales por energía utilizada son:
Con motor térmico.
Con motor eléctrico.
Mixtas.

Los tipos más usuales por las características de sus trenes de rodaje son:
Con cuatro ruedas sobre dos ejes.
Con rodadura en triciclo.
Con cuatro ruedas sobre dos ejes motrices.

Los tipos más usuales por la oposición del operador son:
De operador transportado sentado sobre la carretilla.
De operador transportado de pie (aunque en algunos casos, disponga asiento auxiliar).
De operador pie (aunque en algunos casos, disponga plataforma abatible).

“4.-COMPONENTES”

Los principales son: bastidor, contrapeso, Mástil de elevación o brazo telescópico, tablero porta horquillas, horquillas, accesorios de manipulación de cargas, grupo motor o transmisión, sistema de alimentación de energía, sistema de dirección, sistema principal de frenado, puesto del operador, techo o tejadillo protector del operador, asiento, ruedas, placas informativas. sistema y/o componentes de seguridad, manual de instrucciones.

“5.-SELECCIÓN

La FEM (Federación Europea de la Manutención) clasifica los tipos de carretilla en 13 grupos de productos, que a su vez se subdividen en 37 categorías. Esta variedad de tipos unida a la amplia gama de implementos disponible en el mercado, permite la manipulación de todo tipo cargas unitarias o a granel en condiciones de seguridad pero hace difícil una enumeración exhaustiva de todos ellos. Algunos de los criterios generales para su selección son:

En función del tipo de utilización: Carretillas de interior. Carretillas de exterior. Carretillas convencionales.
En función del tipo y tamaño: Según el tipo de carga a manejar. Según la zona de trabajo.

“6.-OPERADOR

Respecto del operador de carretillas hay que prestar atención a dos aspectos fundamentales: las condiciones que debe reunir a priori, y su formación.

De acuerdo con el RD 1435/92 (Directiva 98/37/CE), el operador de una máquina es “la(s) persona(s) encargada(s) de instalar, poner en marcha, regular, mantener, limpiar, reparar o transportar una máquina”. Las anteriores disposiciones definen al conductor de una máquina móvil como “un operador competente encargado del desplazamiento de una máquina. El conductor podrá ir o en la máquina, o a pie acompañando la máquina, o bien actuando mediante mando a distancia”.

El RD 1215/97 también define que el operador es “el trabajador encargado de la utilización de un equipo de trabajo” y en su anexo II, apartado 2.1 requiere que “la conducción de equipos de trabajo automotores estará reservada a los trabajadores que hayan recibido una formación específica para la conducción segura de estos equipos de trabajo”:

La función del operador en el manejo de las carretillas elevadoras es primordial y por ello deberán ser personas con las aptitudes psicofísicas y sensoriales adecuadas, que hayan recibido la formación suficiente para que sean competentes en este trabajo, que hayan sido autorizados específicamente por el empresario para este fin y que exista constancia y registro tanto de la autorización como de la formación recibida.

“7.-FORMACIÓN

La ya mencionada diversidad de equipos y utilizaciones pone de relieve la necesidad de una formación específica del operador para cada tipología de carretilla a fin de adquirir la “competencia necesaria”, su periódica revisión para adecuarla a la incorporación de las nuevas tecnologías y a las nuevas situaciones de riesgo que puedan presentarse (Ley de Prevención de Riesgos Laborales 31/1995) y así mismo debe formarse e informarse a todo el personal relacionado con el trabajo de las carretillas.

El programa de formación debería estar adaptado a los conocimientos que sobre la materia sean necesarios para desarrollar de forma segura las tareas propias del puesto de trabajo y las exigencias del mismo. Al respecto habría que diferenciar entre los siguientes casos:

Personal que se incorpora al mundo laboral, sin experiencia previa.
Personal con práctica en la utilización de carretillas elevadoras, pero que no ha recibido formación especifica.
Reciclado y adecuación de conocimientos de personal profesional con experiencia y formación.

“8.-EQUILIBRADO

Carretilla contrapesada con la carga en voladizo, mantiene un equilibrio longitudinal que corresponde al de una palanca de primer género. Su fulcro corresponde al centro del eje delantero y los dos brazos de la palanca, de distinta longitud soportan por un lado la carga y por otro el peso propio de la máquina que equilibra al primero.
Carretilla retráctil esta situación solamente se da en las operaciones de retirada y depósito de la carga, pero el principio también es aplicable aunque su diseño y aplicaciones sean distintas a la contrapesada, ya que durante el transporte mantiene la carga entre los brazos portantes.

En ambos casos la estabilidad transversal de la carretilla, constituye un factor muy importante ya que determina su momento de vuelco lateral con o sin carga, hecho que puede ocasionar accidentes graves o mortales.


De ello se deduce que la estabilidad de la carretilla depende en todo momento de que la resultante de las fuerzas que pasan por el centro de gravedad del conjunto se proyecte dentro del triángulo de sustentación descrito por los extremos del eje delantero y el punto sobre el cual oscila el centro del eje posterior. Esta posición se ve afectada por múltiples factores como son, el peso y dimensiones de la carga, su posición sobre la horquilla, la posición del mástil, velocidad de desplazamiento, giros, etc.

Todas las carretillas deben disponer de una placa con un gráfico que indique las cargas nominales admisibles para las distintas alturas y distancias desde el centro de gravedad de la carga hasta el tablero portahorquilla o el talón de la horquilla.

Carretillas de brazo inclinable y telescópico (manipuladores telescópicos), la carga admisible también varia en función del alcance del brazo y del ángulo que forme respecto a la horizontal.

“9.-RIESGOS”

Para la prevención de los riesgos laborales que pueden darse en la utilización de las carretillas elevadoras, debemos tener presente una amplia gama de peligros, situaciones y sucesos peligrosos que, caso de materializarse, pueden dar lugar a daños, con diferentes niveles de gravedad para las personas. Entre otros aspectos, deben de tenerse en cuenta los siguientes:

La formación, experiencia, capacidad física y psicotécnica del operador de las carretillas.
La presencia de personal en el entorno del área de trabajo (o “zona de peligro”).
El tipo de carretilla utilizada y su adecuación a la tarea que debe realizar, su mantenimiento, estado, la disponibilidad y adecuación de sus elementos de seguridad.
La utilización de cargas paletizadas o no, el peso de las cargas, características de la carga, sus dimensiones y posición sobre la horquilla, etc.
El entorno de trabajo con todas sus características: Trabajos en el interior de locales, trabajos en el exterior, en el interior de frigoríficos, en cajas de camiones, portuarios, distribución, trabajos en áreas clasificadas con riesgo de incendio y explosión, trabajos especiales, estado de los suelos, pendientes, etc.
La operativa de cada empresa para el flujo físico de materiales con carretillas elevadoras.

“10.-PREVENCIÓN”


* VUELCO
Consecuencias: Atrapamiento del operador y/o personas del entorno bajo la carretilla.
Causas: Circular con la carga elevada. Velocidad excesiva al girar o tomar una curva. Presencia de baches. Al circular, subir bordillos o desniveles. Circular con neumáticos o bandas en el mal estado. Reventón o rotura neumáticos.
Prevención: Carretilla equipada dispositivo antivuelco (ROPS), usar dispositivo seguridad. Reducir la velocidad al tomar o girar una curva. Suelos de los locales uniformes. Usar rampas adecuadas. No circular nunca a más de 10km/h velocidad. Revisión diaria de la presión/estado neumáticos. No sobrepasar los limites de carga.

* CAIDA DE ALTURA Y/0 POSIBLE VUELCO
Consecuencias: Traumatismos diversos del operador y personal de la zona. Rotura de materiales y elementos transportados.
Causas: Circular junto al borde de muelles de carga o rampas. Entrada/salida de la caja de camiones. Circular sobre pisos de insuficiente resistencia.
Prevención: No circular junto al borde de muelles. Proteger y señalizar los bordes de los muelles. Inmovilizar el vehículo y las rampas de acceso antes de acceder. Verificar la resistencia de los suelos, previo paso de las carretillas

*CHOQUES Y ATRAPAMIENTOS
Consecuencias: Atropellos y atrapamientos de personas por carretillas y/o su carga. Choques contra objetos inmóviles. Maniobras descontroladas de la carretilla. Caída de piezas apiladas.
Causas: Circular a velocidad elevada. Distracción del operador o peatones. Fallo frenos o dirección. Deslumbramiento en cruces. Iluminación insuficiente. Espacio reducido a maniobras. Falta de visibilidad al circular marcha atrás. Circular con cargas que limitan la visibilidad. Conducción por personal no formado y/o no autorizado por la empresa. Estanterías con largueros sin protección en zonas de cruce. Rotura de envases y caías de piezas sobre la carretillas.
Prevención: Dotar a la carretilla de un giro-faro sobre la zona superior del pórtico de seguridad, conectado de forma permanente durante la marcha. El operador utilizará el claxon en cruces y al entrar/ salir de recintos. Proteger mediante vallas las salidas de peatones del interior de locales. Revisión diaria y periódica del estado de frenos y dirección. Delimitar, señalizar y mantener siempre libres las zonas de paso de peatones y carretillas. Procurar tener siempre una buena visibilidad del camino a seguir. Si la carga lo impide, circular marcha atrás extremando las
precauciones. Hacerse acompañar por un operario que ayude a dirigir la maniobra. Moderar la velocidad en las zonas con pisos húmedos o resbaladizos. Para evitar su uso inadecuado o por personal no formado o no autorizado, las carretillas dispondrán de llave de contacto en poder
del operador o de un responsable de la empresa.

*CAÍDA DE CARGAS TRANSPORTADAS/ELEVADAS
Consecuencias: Caída de materiales sobre personas del entorno, sobre el operador.
Causas: Rotura de conducciones de los circuitos hidráulicos de la carretilla. Descenso de pendientes pronunciadas con la carga en el sentido de la marcha. Cruce de vías férreas o resaltes del terreno circulando a velocidad de marcha. Mala sujeción o apilado de las cargas sobre las horquillas. Rotura de cargas elevadas y caída de piezas sobre el operador. Circular con la carga elevada.
Prevención: Revisión diaria y periódica de los circuitos hidráulicos. El paso sobre vías férreas y/
o resaltes del terreno se realizara diagonalmente y a poca velocidad. Las cargas se situaran
siempre sobre horquilla de forma que sea imposible su caída (uso de paletas o contenedores y sistemas de fijación adecuados). Antes de transportar o elevar una carga, consultar la tabla
de características de la carretilla o implemento que utilice.

*INCENDIO Y/O EXPLOSIÓN
Consecuencias: Incendio y/o protección en los locales de trabajo. Incendio de carretillas.
Causas: Uso de carretillas convencionales en áreas con atmósferas de gases, vapores o polvos explosivos / inflamables. Uso de carretillas de motor térmico (diesel) con deficiente combustión en zonas con materiales inflamables o combustibles. Carga de baterías eléctricas en áreas con focos de ignición. Sobrecarga de elementos de la instalación de carga de baterías eléctricas. Fugas de combustible, gases o vapores inflamables, por rotura de conducciones, perforación del depósito o deficiencias en los acoplamientos.
Prevención: Usar carretillas antiexplosivas certificadas según RD 400 /1996. Dotar a las carretillas de motor térmico de dispositivo de retención de chispas (apagallamas) a la salida del tubo de escape. Revisión diaria de la combustión en las carretillas de motor térmico. La zona de carga de
baterías debe estar exenta de focos de ignición. La instalación eléctrica será la prescrita según las ITC-BT 29 y 30 del vigente REBT del RD 842/2002. La zona de carga de baterías debe estar bien
ventilada. En la manipulación y carga de baterías no esta permitido el uso de cadenas, pulseras, relojes u otros elementos metálicos que puedan ocasionar cortocircuitos. Prohibir usar mecheros o
llamas vivas para comprobar los niveles de carga.

*CAÍDA DE PERSONAS AL SUBIR O BAJAR O SER TRANSPORTADAS O IZADAS POR CARRETILLAS
Consecuencias: Contusiones múltiples. Golpes por caída de personas montadas sobre la carretilla. Traumatismos diversos por caída de altura de personas elevadas.
Causas: Sistemas de ascenso/ descenso de la carretilla inadecuados o inseguros. Transporte de personas en carretillas no preparadas para ello. Elevación de personas sobre una paleta o sobre las propias horquillas.
Prevención: Dotar a la carretilla de un estribo de piso antideslizante sito sobre el chasis, y de una
abrazadera en el bastidor del pórtico. Instruir al operador sobre la forma segura para el ascenso y descenso de la carretilla. Prohibir transportar personas en las carretillas dotadas de un solo asiento. Prohibir transportar personas en las carretillas dotadas de un solo asiento. Prohibir utilizar la carretilla para la elevación de personas. Sólo con carácter excepcional se permitirá su uso para elevación de personas, y en ese supuesto se utilizarán equipos que garanticen un nivel de seguridad adecuado para este fin.

*TRAUMATISMOS ARTICULARES DIVERSOS EN LA UTILIZACIÓN
Consecuencias: Lumbalgias, Traumatismosvertebrales.
Causas: Utilización de carretillas con asientos no ergonómicos. Circulación sobre pisos en mal
estado.
Prevención: El asiento del operador estará dotado de suspensión, y será anatómico y regulable en
altura y horizontalmente. Instruir al operador para que se ajuste el asiento antes de iniciar el trabajo. Las superficies de circulación serán uniformes y carecerán de irregularidades.

*INTOXICACIÓN Y/O ASFIXIA POR ACCESO A ESPACIOS INSUFICIENTEMENTE VENTILADOS
Consecuencias: Intoxicación por inhalación de gases de combustión o tóxicos. Desmayos, perdidas de consciencia o asfixia.
Causas: Trabajos con carretillas de motor térmico en el interior de cajas de camión cerradas o en locales cerrados sin o con insuficientemente ventilación o baja concentración de oxigeno y posible presencia de gases o vapor.
Prevención: No trabajar en recintos cerrados mal ventilados con carretillas de motor térmico. Todos los locales y áreas de trabajo dispondrán de ventilación adecuada. Comprobar la ausencia de gases o vapores tóxicos o que la concentración de los mismos se mantiene de forma constante en valores inferiores a los VLA, antes de penetrar en un espacio cerrado y mientras duren los trabajos. Durante el trabajo se asegurara la ventilación de los locales cerrados. Como medida general se sellarán las posibles entradas de gases o vapores tóxicos antes de entrar en un espacio.

“11.-MANTENIMIENTO”

El Real Decreto 1215/1997 en su artículo 3 contempla que “el empresario adoptará las medidas necesarias para que, mediante un mantenimiento adecuado, los equipos de trabajo se conserven durante todo el tiempo de utilización en unas condiciones tales que satisfagan las disposiciones del segundo párrafo del apartado 1. Dicho mantenimiento se realizará teniendo en cuenta las instrucciones del fabricante o, en su defecto, las características de estos equipos, sus condiciones de utilización y cualquier otra circunstancia normal o excepcional que puedan influir en su deterioro o desajuste”. Y se deberán realizar un mantenimiento que se ajuste a las exigencias del art. 3 de que en el tipo de mantenimiento se tenga en cuenta: “sus condiciones de utilización y cualquier otra circunstancia normal o excepcional que puedan influir en su deterioro o desajuste”

Mantenimiento Preventivo sistemático, Mantenimiento predictivo, Mantenimiento de oportunidad: deberán ser realizados por personal cualificado, sea de la propia empresa (para lo que deberán haber recibido una formación específica adecuada en cumplimiento de lo exigido en el art. 5.4 del RD 1215/97) o sea ajeno a la misma y deben documentarse.

¿Es obligatorio un diario mantenimiento en carretillas elevadoras? Si bien el RD 1215/1997 no concreta que equipos deben disponer de él, nuestra opinión es que estas máquinas móviles deberían tener un diario de mantenimiento que consistirá en que el propio operario realice un conjunto de comprobaciones, generalmente visuales y breves, que se efectúan diariamente o antes de cada turno de trabajo, para comprobar el buen estado funcional de la carretilla.


Tener siempre en cuenta que las carretillas pueden convertirse en máquinas muy peligrosas si se abandona su mantenimiento.

“12.-NORMAS

Aunque en la utilización de cada tipo concreto de carretilla deben seguirse los procedimientos específicos que se recomiendan en los “Cursos de formación de operadores” y en el Manual de Instrucciones entregado por el fabricante, a continuación se exponen algunas recomendaciones de tipo general.
Antes de utilizar una carretilla elevadora por primera vez, el operador debe leer y comprender la información facilitada en el manual de la misma. Para una utilización segura y eficiente de la carretilla, las instrucciones y consejos indicados en estos manuales deben seguirse escrupulosamente.

“13.-ENTORNO

Es esencial disponer de una buena información del entorno de trabajo, teniendo en cuenta por ejemplo que:

-Si en la zona de trabajo existe riesgo de incendio o explosión, ya sea por las mercancías almacenadas, por las características del proceso productivo o por posibles fugas accidentales de fluidos (gases, vapores, nieblas, etc.), se debe comprobar que la carretilla posee la protección antiexplosiva del grupo y categoría adecuado a los niveles de protección exigidos.
-Si se opera con una carretilla con motor térmico en locales cerrados, se debe comprobar que exista una ventilación suficiente para evitar concentraciones nocivas de los gases de escape. Se debe parar el motor siempre que no se utilice.
-Si se manejan productos alimenticios, tener siempre en cuenta si los citados productos pueden verse afectados por los gases de escape de la carretilla.
-Si se trabaja en almacenes frigoríficos, prestar atención al estado de los suelos y los bandajes de rodadura de la carretilla, por la influencia que tienen en el riesgo de deslizamiento y la disminución de la eficacia de frenado.
-En la utilización de carretillas “todo terreno”, se debe prestar especial atención al estado de los neumáticos y a los criterios de utilización de los dispositivos particulares de este tipo de carretillas.
Si se circula con la carretilla por vías públicas, el operador debe obtener los permisos y autorizaciones necesarios de acuerdo con la legislación vigente, así como contratar la póliza de seguro pertinente.
-Si existen campos electromagnéticos de intensidad suficiente para alterar los sistemas de funcionamiento o seguridad de la carretilla, deberán seleccionarse los equipos con la compatibilidad adecuada a este tipo de situaciones.

“14.-CRITERIOS

INICIO DE LA JORNADA: Antes de iniciar la jornada de trabajo debe revisarse el estado de la carretilla siendo recomendable registrar el resultado de esta revisión en una hoja de control: presión neumáticos, funcionamiento frenos, nivel combustible, limpieza placas, retrovisores, etc.

PROHIBICIONES: Sobrecargar la carretilla, circular con la carga elevada, efectuar giros a velocidad elevada, frenar bruscamente, transportar personas, poner en marcha o accionar los mandos si se encuentra sentado en el puesto del operador, elevar personas, en las carretillas con motor térmico, efectuar el llenado de combustible con el motor en marcha, en zonas de carga de baterías de carretillas eléctricas evitar o controlar la presencia de focos de ignición eléctricos, térmicos o mecánicos.

“15.-EQUIPOS

Utilizar equipos de protección individual adecuados a los riesgos existentes en el lugar de trabajo no eliminados ni controlados suficientemente por medidas técnicas de protección colectiva o por medidas organizativas.

Cuando se precise se utilizarán, casco y botas de seguridad, petos reflectantes, equipos de abrigo, protectores auditivos, etc.

En particular, debe prohibirse operar en la carretilla llevando brazaletes, cadenas, ropas sueltas, cabellos largos no recogidos, etc., por el riesgo que presentan de atrapamiento con piezas en movimiento, aristas, etc.

“16.-LEGISLACIÓN

Además de toda la legislación laboral aplicable con carácter general, las carretillas elevadoras están incluidas y por tanto deben cumplir con las Directivas de Seguridad en Máquinas refundidas en la 98/37/CE, que a nivel de la legislación interna española se contemplan en los RD 1435/1992 y RD 56/1995. Ello comporta que todas las unidades puestas en el mercado o puestas en servicio con posterioridad a 1/1/1996 deben llevar bien visible el marcado CE, e ir acompañadas de una declaración CE de conformidad con los requisitos esenciales de seguridad y salud elaborada por el fabricante y el Manual de Instrucciones “original” y , en el momento de su entrada en servicio, una traducción en español.

En aplicación del RD 1215/1997 sobre equipos de trabajo, todas las carretillas elevadoras que en la fecha de entrada en vigor de este Real Decreto estuvieran a disposición de los trabajadores en la empresa o centro de trabajo y que hubiesen sido puestas en servicio con anterioridad al 10.6.89, habrán debido adecuarse a las disposiciones mínimas contenidas en el Anexo I y ser utilizadas conforme a las disposiciones del Anexo II del citado Real Decreto (las carretillas comercializadas entre el 10.6.89 y el 1.7.95 -opcionalmente hasta el 1.1.96 – deben cumplir la ITC MIE AEM-3. Véase Anexo A de la Guía Técnica para la Evaluación y la Prevención de los Riesgos
relativa a la Utilización de los Equipos de Trabajo).

Por otra parte, de acuerdo con el RD 212/2002, las carretillas elevadoras que trabajan a la intemperie también deben llevar en lugar visible el etiquetado de nivel sonoro con indicación del nivel acústico garantizado de la máquina en el entorno.

Si la carretilla debe circular por vías públicas (o que tengan la consideración de públicas), deberá cumplir con las exigencias de la legislación en materia de Tráfico y Seguridad Vial.

HACER EXÁMEN